Agua

La disponibilidad de agua en México, es un problema creciente, según cifras oficiales del INEGI, la disponibilidad de agua se encuentra distribuida de la siguiente manera:

Conscientes de la problemática nacional y de que gran parte de nuestras operaciones se ubican en estados por debajo del promedio de disponibilidad; hemos tomado medidas para fomentar el uso eficiente, el reúso y el tratamiento de las aguas residuales de nuestras operaciones.

Estas acciones, además de que salvaguardan un recurso natural invaluable para la vida humana, también reduce costos operacionales y previene costos de mantenimiento.
Actualmente nuestros consumos de agua se distribuyen de la siguiente manera, con base a los consumos 2016:

Nuestra estrategia para el uso eficiente del agua, incluye las siguientes actividades:

  • Monitorear y medir con mayor detalle consumos; puesto que lo que no se mide, no se mejora.
  • Control de fugas.
  • Tener fluxómetros regulados.
  • Riego en horarios nocturnos para evitar evaporaciones.
  • Continuar los análisis de las emisiones de agua.
  • Incrementar el porcentaje de plantas de tratamiento de agua en funcionamiento dentro de nuestros inmuebles.

En busca de la resiliencia

Un 70% de nuestras plazas comerciales tienen plantas de tratamiento: el agua que se trata, cumple con la normativa nacional aplicable, es monitoreada constantemente y se envía a riego, se inyecta al subsuelo o bien se reenvía al sistema de drenaje municipal.

En FUNO, nos preocupamos por incluir en nuestras propiedades, tecnología de punta que garantice el mejor uso de los recursos. En las actividades de mantenimiento y mejora, damos prioridad a aquellas propiedades con usos intensivos de agua, de esta manera aseguramos que los esfuerzos de conservación realizados, tendrán el mayor impacto positivo en el recurso.

Verificamos también que las descargas de aguas residuales estén conforme a la ley y no dañen a ecosistemas ni afecten a las comunidades aledañas.